Volverás a disfrutar del sexo

Terapia de pareja

Violencia doméstica

La familia es una de las bases más importantes para las personas, en su seno nacemos y aprendemos a desarrollarnos socialmente.

Sin embargo, en algunas ocasiones la familia se convierte en un entorno hostil donde algunos miembros sufren la violencia de otros familiares y soportan durante años agresiones, insultos, humillaciones, etc. Además, este tipo de violencia muchas veces se sufre en silencio por miedo, vergüenza o lealtad. La violencia doméstica siempre necesita de ayuda profesional.

¿Qué es la violencia doméstica y cuándo necesitamos terapia?

La violencia doméstica o intrafamiliar es aquella violencia es la que se da entre los miembros de una misma familia. Incluye violencias de muy distinta índole: violencia en la pareja, violencia hacia los hombres, violencia filio-parental, violencia a las personas mayores, agresiones entre hermanos, maltrato infantil, abuso sexual, etc. 

La violencia doméstica puede incluir diferentes tipos de violencia como:

  • Violencia física:  Se causan daños físicos con golpes, empujones, palizas, objetos, e incluso con armas.
  • Violencia psicológica y emocional:Este tipo de violencia anula a la otra persona a través de insultos, amenazas, humillaciones, coacciones, etc. Esta violencia puede ser sutil y se enmascara en “buenas intenciones” como una preocupación excesiva por el otro, el control, los celos, el aislamiento de la víctima, …
  • Violencia sexual: Se dan contactos sexuales de manera coaccionada: incesto, abuso sexual, violación, etc.
  • Violencia económica. Se restringe el acceso al dinero o bienes materiales a alguien, así como el exceso de dominio económico dentro de la familiar.

La violencia familiar afecta a todo tipo de contextos culturales y económicos. Es un problema que cuando empieza sino se interviene se cronifica en el tiempo, lo que provoca en las víctimas graves consecuencias psicológicas. Busca ayuda lo antes posible ante cualquier indicio de violencia doméstica.

¿En qué consiste la terapia para violencia doméstica y cuánto tiempo se necesita?

Cada una de estas formas de violencia requiere una intervención específica y especializada. Además, se trabajarán las consecuencias psicológicas derivadas de la violencia doméstica. Las víctimas de violencia doméstica sufren daños físicos, emocionales y psíquicos. Se sienten incapaces de mantener relaciones afectivas y tienen problemas de autoestima.

¿Qué aporta mi terapia de violencia doméstica?

En consulta tendrás un espacio seguro y cercano donde no te sentirás juzgado. Trabajaremos tus objetivos con paciencia y trabajando aquellos aspectos que te encuentres preparado. Irás notando pequeños avances desde el principio del tratamiento. Serás capaz de superar las consecuencias de la violencia doméstica.

Resultado de la terapia de violencia doméstica

Gracias a la terapia para violencia de violencia doméstica superarás las consecuencias psicológicas de esta vivencia traumática y desarrollarás tu propia vida con autonomía y nuevas estrategias.

La felicidad no es la ausencia de problemas es la habilidad para lidiar con ellos. Te ayudo.

¿Tienes dudas o preguntas? CONTÁCTAME