Volverás a disfrutar del sexo

Terapia de pareja

ETS

Hay diferentes tipos de enfermedades de transmisión sexual (ETS) algunas tienen un tratamiento específico que hacen que la persona se recupere de los síntomas y la enfermedad, y hay otras que se convierten en enfermedades crónicas. 

Si tú o tu pareja padecéis una ETS podéis contar con una terapia sexual sobre qué medidas tomar, cuáles son los tratamientos más adecuados, cómo reajustar tu vida sexual, qué puedes hacer para prevenir contagios, etc.

¿Qué son las ETS y cuándo necesitamos terapia?

Las ETS son infecciones que se contagian de una persona a otra normalmente durante el sexo (vaginal, anal u oral). Son más comunes de lo que se piensa y muchas veces ni siquiera dan síntomas. Hay distintos tipos de ETS, los más frecuentes son: clamidia, herpes genital, gonorrea, VIH y sida, virus del papiloma humano (VPH), verrugas genitales, hepatitis B, ladillas, sífilis, tricomoniasis, …

Cuando las personas padecen una ETS pueden desarrollar problemas psicológicos como ansiedad o un estado de ánimo deprimido, pues en algunos casos va a condicionar su forma de relacionarse sexualmente de manera definitiva. La terapia sexual es importante para saber qué hacer cuando se contrae una ETS, y en los casos en que sea crónico cómo reajustar el área sexual.

¿En qué consiste la terapia para las ETS y cuánto tiempo se necesita?

Cuando se diagnostica una ETS en un primer momento puede aparecer miedo e incertidumbre por no saber qué va a pasar, si se puede recuperar su vida sexual, así como la impotencia y el miedo a ser estigmatizado y rechazado. También se produce un bajo estado de ánimo cuando se toma conciencia de la pérdida de salud, de algunas relaciones o modo de vivir. Padecer una ETS puede causar a la persona problemas para mantener relaciones íntimas, prejuicios y estereotipos, baja autoestima, problemas de imagen corporal, etc.

Por ello la terapia para ETS tiene una base de educación sexual sobre las ETS, ya que hay mucha desinformación al respecto, qué son, cómo prevenir otro contagio y qué medidas se han de tomar a partir de ahora. También será importante la expresión emocional de los sentimientos que acompañan esta situación, así como desarrollar habilidades de afrontamiento, de toma de decisiones y de resolución de problemas en las distintas áreas de su vida.

La finalidad de la terapia para las ETS sería el reajuste sexual y psicosocial de la persona a la ETS, así la terapia finalizaría cuando la persona logre llevar una sexualidad satisfactoria adaptándose a las consecuencias de la ETS y teniendo una buena calidad de vida.

¿Qué aporta mi terapia para las ETS?

Un ambiente seguro y de confidencialidad donde podré enseñarte cómo afrontar esta nueva situación y tener los mejores resultados posibles. La terapia sexual es un elemento que hace que mejore la calidad de vida de las personas que padecen una ETS.

Resultado de la terapia de las ETS

Podrás llevar una vida sexual satisfactoria ajustada a la ETS que tengas. En el caso de que sea una ETS con tratamiento te daré las pautas, recomendaciones o derivaciones pertinentes para que puedas tratarte adecuadamente y logres resolver la ETS y prevenir que pueda volver a aparecer. SI es una ETS crónica veremos cuáles son los ajustes necesarios para que vuelvas a tener una sexualidad plena. Es posible disfrutar de la sexualidad teniendo una ETS, te ayudaré a no ponerte límites, a conocer tu cuerpo y qué puedes hacer para no renunciar al sexo y adaptarte a esta nueva situación.

La felicidad no es la ausencia de problemas es la habilidad para lidiar con ellos. Te ayudo.

¿Tienes dudas o preguntas? CONTÁCTAME