Volverás a disfrutar del sexo

Terapia de pareja

Dispareunia y Vaginosis

La dispareunia tiene una causa psicológica en la mayoría de los casos. El dolor durante el coito se suele relacionar con el miedo a que me hagan daño. Esto hace que las personas que lo sufren se sientan distintas. ¿Cómo es posible que me duela algo que está programado para ser bueno?

 Esto también produce situaciones en las que se anticipa el dolor y la persona escapa de aquellas situaciones en las que puede haber coito, lo que hace que el problema se cronifique.

Te ayudaré a hacer un diagnóstico preciso de tu problemática para poder resolverla con éxito. El sexo se convertirá en algo que te haga disfrutar y no en una preocupación más.

¿Qué es la dispareunia y vaginosis y cuándo necesitamos terapia?

La dispareunia es una disfunción sexual que se caracteriza por el dolor genital asociado al coito. Es más frecuente en mujeres que en hombres. Puede aparecer antes, durante y después del coito. Muchas veces este dolor concurre con escozor y sangrado. Hay personas que no llegan a tener penetraciones/coitos o que las evitan conscientemente ya que no lo desean, hay otras personas que pueden mantener realizar el coito, pero es doloroso. El dolor puede ser superficial y sentirse en la abertura vaginal, o puede ser más profundo y sentirse dentro de la pelvis cuando se realiza una penetración más profunda.

Las causas de la dispareunia son variadas y pueden ser tantas físicas como psicológicas. Entre las causas físicas más comunes encontramos: hipertonía muscular pelviana, endometriosis, útero retroverso, prolapso uterino, problemas dermatológicos, haber sufrido una episiotomía o infecciones vaginales recurrentes. Entre las causas psicológicas encontramos: problemas emocionales como estrés o ansiedad, mitos y tabúes sobre la sexualidad, actitud negativa hacia el sexo, falta de excitación, problemas relacionales o haber vivido una experiencia traumática.

De hecho, las infecciones vaginales son uno de los antecedentes más comunes en la mayoría de los casos. La vaginosis es una infección bacteriana que produce inflamación en la vulva y órganos genitales femeninos. Es causada por una desregulación en el equilibrio normal de las bacterias de la vagina. En muchas ocasiones las causas psicológicas se unen a las físicas, ya que la persona anticipa el dolor que sufrirá durante el coito y eso le hace tensarse antes de que haya ocurrido aún una experiencia dolorosa. Así, nos encontramos muchos casos en los que el origen del dolor es físico (infecciones vaginales recurrentes), pero que, a pesar de haberse curado la infección, la sensación de dolor se mantiene, debido al condicionamiento de sensaciones desagradables al coito.

En el caso de los hombres, el dolor al mantener relaciones sexuales se suele experimentar durante la eyaculación y generalmente se debe a una causa física como la fimosis, frenillo corto lo cual limita el movimiento del prepucio, infecciones bacterianas u otras enfermedades físicas.

Es recomendable comenzar la terapia sexual por dispareunia lo antes posible para prevenir que el problema se cronifique.

¿En qué consiste la terapia de dispareunia y cuánto tiempo se necesita?

Lo primero es descartar cualquier causa física, por ello es recomendable acudir al ginecólogo para realizarse un estudio. Es importante descartar tener una posible vaginosis y tratarla previamente a la terapia sexual, ¡te puedo asesorar en ello!

El tratamiento sexológico incluye trabajar con ejercicios de dilatación vaginal, así como un entrenamiento del suelo pélvico que te ayudarán a conocer mejor tu cuerpo y a ir tolerando poco a poco la penetración con un menor dolor.

Una parte fundamental del tratamiento implica el cambio de hábitos de salud íntima, como el uso de ropa ajustada, tampones, uso de jabones con pH neutro, uso de lubricante base agua, así como no hacer duchas vaginales.

Y en el caso de tener pareja es importante la educación sexual en pareja. Algunas pautas básicas son: dedicar un mayor tiempo a juegos eróticos que aumenten la excitación o realizar posiciones sexuales en las que se puede controlar más la penetración.

La implicación por parte del paciente es fundamental para asegurar el éxito de la terapia sexual, ya que la terapia no se limita únicamente a las sesiones sino a las tareas pautadas para casa.

¿Qué aporta mi terapia de dispareunia?

Os propongo una terapia personalizada para cada persona, basada en ejercicios sexuales semanales que se supervisarán en la siguiente sesión, de forma que poco a poco se irán consiguiendo los objetivos de la terapia. Incluyo juegos sexuales que os ayuden a desmontar mitos y a tener relaciones sexuales de forma que os hagan disfrutar y no sean un motivo de malestar. También trabajo la parte más emocional y psicológica de miedos y educación sexual. En el caso de acudir en pareja, hago sesiones tanto conjuntas como individuales para que cada uno pueda contar libremente sus preocupaciones y opiniones.

Resultado de la terapia de dispareunia

La terapia es altamente efectiva y con resultados desde los primeros momentos que los pacientes se comprometen y realizan las pautas dadas en sesión, ya que la motivación y el seguimiento de los ejercicios y cambio de hábitos son una parte fundamental del tratamiento. Volverás a disfrutar del sexo.

La felicidad no es la ausencia de problemas es la habilidad para lidiar con ellos. Te ayudo.

¿Tienes dudas o preguntas? CONTÁCTAME